5 mitos sobre algunos alimentos

Desde hace algunos años, con la criminalización de las grasas alimentarias que comenzó décadas atrás, alimentos tales como los frutos secos o el aguacate pasaron a ser vistos por la población como altamente calóricos, muy grasos y, por ende, a evitar. Un tiempo más tarde y tras varios estudios científicos de alto impacto después, pudimos conocer las recomendaciones nutricionales para la prevención y el tratamiento del sobrepeso y la obesidad del consenso de la FESNAD-SEEDO en 2012, en cuyo documento se puede leer de manera textual la siguiente afirmación: «La adición de frutos secos a la dieta habitual no se asocia al aumento de peso corporal».

Alimentación en la infancia. ¿Es eficaz presionar a nuestros hijos para que coman?

En un estudio publicado en Appetite en 2007 llevado a cabo con una muestra socioeconómicamente diversa formada por 142 familias del jardín de infancia, se observó que el 85% de los padres intentó que sus hijos siguieran comiendo después de que éstos dijeran estar llenos, haciendo que los niños comieran más allá de sus señales o estímulos de hambre y saciedad. Atendiendo a esto, ¿qué sucede cuando presionamos a los niños para que coman lo que no quieren comer?

Blog de WordPress.com.

Subir ↑