Embarazo y alimentación segura

Durante el embarazo, los requerimientos nutricionales de la mujer se modifican para poder hacer frente a los cambios que se van a dar en su propio cuerpo y para permitir el normal desarrollo del futuro bebé. Además de esto, también hay que tener en cuenta algunas particularidades sobre la seguridad alimentaria que existen en esta etapa.

Todos sabemos que no se puede tomar alcohol en el embarazo, pero ¿qué pasa con las cervezas SIN?

El alcohol está totalmente contraindicado en el embarazo. Además, la cerveza SIN lleva algo de alcohol (hasta un 0,9 %), así que tampoco se debe tomar. La 0,0 puede llevar hasta 0,09%, que no es mucho pero es alcohol, así que, como más vale prevenir que curar, tampoco sería aconsejable tomarla, ya que el consumo de alcohol en el embarazo se relaciona con retraso mental, bajo peso, parto prematuro y otras malformaciones.

¿Y qué ocurre con el queso y los fiambres?

Hay algunos alimentos que tampoco se deben tomar por diversos motivos: la leche cruda, por ejemplo, pero ni en embarazo ni en ningún período de la vida, porque nos estaríamos exponiendo a una toxiinfección alimentaria grave. En cuanto al embarazo en particular, no se deberían tomar: quesos sin pasteurizar (como el brie, el Camembert, el Feta, queso fresco, etc.), embutidos, salchichas, fiambres y patés. Tampoco mariscos o pescados ahumados o en salazón, como el sushi o el salmón ahumado, por ejemplo. En general, no se debe comer nada crudo o poco cocinado de origen animal.

Con estos alimentos hay que llevar cuidado porque, algunos de ellos, pueden llevar una bacteria que se llama Listeria monocytogenes y que soporta bastante bien las bajas temperaturas, por lo que la congelación, al menos en el hogar, no es suficiente para eliminarla. Además, las carnes no elaboradas, poco hechas y el jamón, también pueden llevar esta bacteria y, además, un parásito que es el Toxoplasma gondii, que es el responsable de provocar la famosa toxoplasmosis, así que, con estos alimentos también deberíamos llevar cuidado (incluso aunque se congelen).

¿Entonces no se puede tomar nada de queso en el embarazo?

Sí se puede tomar queso en el embarazo, pero hay que tener en cuenta que este debe estar pasteurizado, es decir, calentado lo suficiente como para matar a los microorganismos patógenos. Para asegurarnos, tenemos que ver que en la etiqueta ponga: “hecho con leche pasteurizada”.

Y sobre el pescado y el mercurio, ¿cuáles serían las recomendaciones en embarazadas?

De acuerdo a las últimas recomendaciones de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria (AESAN), las mujeres embarazadas (o que puedan estarlo) no deben comer pescados de gran tamaño como el pez espada, tiburón, atún rojo o lucio, los cuales acumulan mucha cantidad de mercurio. Estas recomendaciones son las mismas para los niños menores de 10 años y para las mujeres lactantes.

No se puede meter en el mismo saco a otras especies cuyo contenido en mercurio es medio o bajo, como la sardina, el salmón, la merluza o el lenguado, por ejemplo. Estos últimos sí pueden consumirse entre 2 y 3 veces por semana sin suponer un riesgo para el embarazo (pero siempre bien cocinados).

¿Y con las ensaladas qué sucede?

Las ensaladas se pueden tomar, siempre y cuando las verduras o las frutas que usemos en ellas estén muy bien lavadas antes. Para ello, se debe poner la verdura en un cuenco con lejía alimentaria durante unos 5 minutos, echando la cantidad que recomiende el fabricante. Después, la verdura se lava a chorro con mucha agua, dejándola debajo del grifo un buen rato para aclararla y eliminar los restos de lejía. De hecho, si en algunos restaurantes no sabemos en qué condiciones higiénicas se preparan las ensaladas, mejor no pedirlas. Además de esto, también son fundamentales todas las medidas de higiene alimentaria, como lavar bien los utensilios que vayamos a utilizar, lavarnos nuestras manos, no poner en la misma superficie alimentos cocinados donde haya habido alimentos crudos previamente, etc.

¿Puede tomar café una embarazada?

Con el café y refrescos excitantes hay que llevar cuidado. Una ingesta elevada de cafeína en el embarazo se relaciona con, entre otras cosas, bajo peso al nacer. Las mal llamadas bebidas energéticas (como la del toro de color rojo, del monstruo o de la llama) llevan una cantidad enorme de cafeína, que equivale a tres o cuatro cafés, además de otras sustancias no recomendables, así que no son recomendables en absoluto, ni en el embarazo ni para la población general. En cuanto al café, no tiene una prohibición absoluta, pero hay organismos que hablan, como máximo, de una taza al día.

¿Y con respecto al ácido fólico, todas las embarazadas deben tomar suplementos?

El ácido fólico se encuentra en verduras y hortalizas (sobre todo de hoja verde), legumbres, frutos secos, hígado, etc. Un buen aporte de ácido fólico es fundamental para evitar enfermedades del tubo neural, como la anencefalia, espina bífida y meningocele. Por ello, en embarazadas se recomienda tomar un suplemento de ácido fólico, al menos, los tres primeros meses del embarazo, además del que consumimos en la dieta. Pero ahí no queda la cosa, se recomienda que se empiece a tomar un mes antes del embarazo. Es decir, si planeamos quedarnos embarazadas, se recomienda empezar a tomar el suplemento en el momento en que tomemos esta decisión.

Con respecto al yodo, muchas sociedades científicas también recomiendan su suplementación en el embarazo. De hecho, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la carencia de este mineral es la causa mundial más frecuente de retraso mental y parálisis cerebral prevenibles. Por otro lado, las reservas de hierro también pueden estar por debajo de lo recomendado en embarazadas y, en ocasiones, también requiere suplementación. Aun así, siempre es conveniente consultar a nuestro médico antes de empezar a suplementarnos por nuestra cuenta.

Dietoterapia Nutrición y dietética

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .