Diarrea, ¿por qué se produce y cómo combatirla?

¿Qué podríamos considerar un ritmo intestinal normal?

Podríamos decir que un ritmo intestinal normal se corresponde con una frecuencia de deposición entre tres veces al día y tres veces a la semana, en términos generales. Tanto el estreñimiento como la diarrea pueden tener múltiples etiologías, es decir, múltiples causas.

¿Qué se entiende como diarrea?

Podríamos definir la diarrea como la deposición, tres o más veces al día (o con una frecuencia mayor que la normal para la persona) de heces sueltas o líquidas. La deposición frecuente de heces de consistencia sólida no es diarrea (esto quiero que me quede claro).

¿Y por qué se produce?

Pues, normalmente, por una infección del tracto digestivo (ya sea por transmisión de persona a persona o por agua o comida contaminadas). Esta infección puede estar causada por virus, bacterias o, incluso, parásitos. También se puede producir por la alteración de alguna o varias funciones de nuestro intestino, como la motilidad, la digestión, la absorción, etc. Este sería el caso, por ejemplo, de la diarrea en una intolerancia a la lactosa (por una maldigestión, básicamente) o de la diarrea en una persona con celiaquía (que es por malabsorción, principalmente).

Además, las diarreas podríamos clasificarlas, también, en función de su duración. En el caso de una diarrea que dure menos de un mes y que se deba, generalmente, a causas infecciosas, estaríamos hablando de una diarrea aguda (aunque la mayoría suelen durar menos de una semana). Por otro lado, si la diarrea dura más de un mes, podríamos hablar de una diarrea crónica que, por lo menos en nuestro medio, suele deberse a causas como el síndrome del intestino irritable, enfermedades inflamatorias, enfermedades autoinmunes, intolerancias, etc.

¿Cómo podemos combatir una diarrea?

En el caso de una diarrea crónica, de una diarrea aguda muy severa (sobre todo en el caso de los niños) o de diarreas que duren más de dos días a pesar del tratamiento, conviene que consultemos a nuestro médico.

Pero ahora vamos a suponer que estamos ante una diarrea aguda normalita, es decir, solemos tener unos hábitos intestinales normales pero, hace unos días estamos con diarrea. El manejo terapéutico se va a basar en 3 pilares, que son: rehidratación, eliminación de los síntomas y pautas dietéticas.

  1. Vamos con el primer punto, la rehidratación. ¿Con qué nos podremos rehidratar? Nunca con Aquarius o Gatorade o cosas por el estilo, ¿por qué? Porque estas bebidas están pensadas para reponer los electrolitos que perdemos al sudar, y no están pensadas para reponer los electrolitos que perdemos por una diarrea. No solo eso, sino que pueden hasta empeorar los síntomas. ¿Qué usamos entonces? Pues soluciones para la rehidratación oral, de esas que podemos encontrar en farmacias y están compuestas básicamente por agua, glucosa, sodio, cloro, potasio y bicarbonato o citrato y que, en este caso sí, están pensadas para cuando perdemos estos electrolitos por el tracto digestivo, además de para ayudarnos un poquito a mejorar la sintomatología de la diarrea.
  2. El segundo punto sería el farmacológico, es decir, aquellos fármacos que nos recomiende nuestro médico para, por ejemplo, paliar los síntomas.
  3. El tercer punto estaría compuesto por las pautas dietéticas. Aquí conviene que, antes de las 24 horas de haber empezado con la rehidratación oral, ya introduzcamos alimentos para evitar males mayores. Es en este punto donde debemos hacer la llamada dieta blanda o dieta de protección gástrica para que nuestro tacto digestivo trabaje lo menos posible.

¿En qué consiste una dieta blanda?

Para responder a esto voy a basarme en la brillante infografía que se curraron Lucía Martínez y Aitor Sánchez hace unos meses sobre dieta blanda:

Lo mejor es que nuestras preparaciones sean a la plancha, hervidas o al horno, cuidándonos de no usar mucho aceite ni otros alimentos muy grasos ni especias. Además, es preferible que lo que comamos esté a temperatura ambiente; ni muy frío ni muy caliente. También es recomendable que mastiquemos pausadamente y que hagamos tomas pequeñas, muy poco a poco y en varias veces al día. En general, hay que evitar alimentos muy grasos, con mucho azúcar o con mucha fibra insoluble. Por ejemplo:

  • Aunque para la población siempre recomiendo tomar cereales integrales. En el caso de una dieta de protección gástrica es importante no tomarlos, priorizando cereales en su versión refinada, como pan blanco o arroz blanco. La patata hervida también se podría tomar (como ya sabían nuestras abuelas).
  • En cuanto a carnes y pescados, podríamos tomar carne de pavo, de pollo, merluza, etc. No conviene que tomemos carnes rojas (tipo ternera, cordero, etc.). Tampoco conviene que comamos fiambres o embutidos.
  • También se puede tomar verdura hervida, puré de verduras, etc.
  • Podemos tomar yogur natural o quesos frescos, requesones, etc. Pero tenemos que evitar la leche como tal y los lácteos grasos como el queso curado, semi-curado, etc.
  • Mejor tomar fruta asada; no conviene tomar fruta fresca en dieta blanda, aunque sí podríamos comernos, por ejemplo, un plátano maduro crudo.
  • Si estamos haciendo una dieta blanda, conviene no tomar legumbres o, al menos, si las tomamos, conviene que sea sin la piel y en poca cantidad.
  • Y en cuanto a bebidas… pues agua de toda la vida, “caldicos”, infusiones… Ni café, ni alcohol. Tampoco bebidas energéticas ni refrescos.
  • Y bueno, como es lógico, habría que evitar bollería, chocolates, encurtidos, especias, alimentos muy ácidos (como el vinagre), evitar también alimentos con mucho azúcar, etc.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: